En este post comparto con ustedes la inmensa sabiduría de Jane Nelsen – creadora de la Disciplina Positiva – sobre lo que significa confiar en el proceso de acompañar a mamás y papás a encontrar nuevas formas de educar a sus hijos.1

Espero que disfruten la lectura tanto como yo. Con cariño,

Joan2

Confiar en el proceso por Jane Nelsen

Pregunta: ¿Qué significa “confiar en el proceso”?

Respuesta: Hay diferentes aspectos en confiar en el proceso mientras facilitas las actividades de Disciplina Positiva y los Pasos para Resolver Problemas:

1) Confiar en el proceso significa saber que las actividades no se tratan de ti o de lo bueno que eres. Son para los participantes que asisten a tus clases y a tus talleres, y para motivar o provocar el aprendizaje que están teniendo.

2) Confiar en el proceso significa saber que los participantes van a aprender lo que estén listos para aprender. Algunos no están listos todavía, y eso no quiere decir que tu hayas fallado.

3) Confiar en el proceso significa que los participantes aprenden de lo que no funcionó bien así como de lo que funcionó. Sirve mucho saber esto cuando el segundo juego de roles de los Pasos para Solucionar Problemas “parece” no funcionar.

Uno de mis ejemplos favoritos fue cuando una mamá eligió ser amable3 y firme con su hijo a la hora de irse a dormir. En el juego de roles pareció no funcionar. El niño no dejó de llorar. La mamá se fue sintiéndose insegura sobre si esto funcionaría con su hijo. De cualquier manera, más tarde escribió este correo al grupo:

Les prometí darles un seguimiento sobre mi hijo y los resultados de nuestra lluvia de ideas en Padres Ayudando a Padres. Solo es la mañana del martes y siento la necesidad de decirles lo increíblemente exitoso que ha sido este proceso para mi familia y para mí. El proceso de jugar el papel de mi hijo fue increíblemente poderoso para mí pues me permitió entrar en su corazón y en su cabeza. Entender su perspectiva me permitió salirme de mi habitual modo de operación basado en la culpa durante la rutina de la hora de dormir. Elegí el método de validar sus sentimientos seguido por, “Te amo y  es hora de irse a dormir”, y salirme del cuarto. El sonrió y se fue a dormir, sin quejas, ni berrinches ni suplicas a mamá para acostarse con él. Esto es un cambio de vida para mí. Así de sencillo como puede sonar, esto ha pasado por años y permitirme dejar la culpa a un lado, reconocer que no es productiva ni sana, es increíblemente poderoso no solo para mí, sino para mi hijo y para toda la familia. Así que… Wow! Gracias por ser mi catalizador de cambio. Estoy dejando mi piel para pasar esto a los demás. Gracias a todos ustedes y disfruten implementando estas herramientas en sus vidas. Cariño para todos, M.

  1. Escrito enviado por Jane Nelsen a la red de Disciplina Positiva el 25 de Octubre del 2018. Traducción al español por María Teresa Soto Estrada MEd. y candidata a entrenadora de Disciplina Positiva.
  2. Imagen de “El Principito”, recuperada dehttp://paradigmaterrestre.com/proceso-la-vida-estas-justo-donde-debes-estar/
  3. En la traducción original decía “cordial” y modifiqué la palabra por “amable”.